ASISTENCIA INTERNACIONAL EN EL TALLER DE SANACIÓN

 

 Space SUV
A primeras horas de domingo por la mañana una camioneta con escenas del espacio exterior y naves espaciales pintados en los lados, esperaba en la frontera mexicana para recoger a Abel y Julia, dos estudiantes de Unarius de Tijuana que querían asistir al primer taller que se ofreció en español en un Conclave de Luz en la Academia de Ciencias Unarius. Otras asistentes internacionales eran dos hermanas nacidas en Argentina; Amelia, quien actualmente reside en Canadá, y Raquel del norte de California.

 Mientras tenía lugar el taller en inglés en la gran sala de conferencias, el taller en español, que se titulaba “Cómo Auto-Sanarse,” se llevaba a cabo en la sala que se llama el Centro Estelar. Ya que todas las personas que asistían a la primera parte del taller habían asistido a clases o talleres previos, fue posible llevar el tema a un nivel más profundo con mayor interacción. Tuvieron la oportunidad de visitar los planos interiores y recibir más información relativa a un problema específico. Para ayudar a un par de personas nuevas que llegaron hacia el fin de la clase, Lani Calvert, quien actuaba como facilitadora, guiaba en voz alta el principio del viaje celestial. Uriel estuvo presente y Lani, sintiéndose abrumada con sus proyecciones de amor, relató entre lágrimas, que se veía como mil soles. Después, algunas de las personas hicieron partícipes de algo que vieron a los demás del grupo. 

Julia y Lani Cuando se acabó el taller, todos compraron los materiales didácticos en español hasta que se acabaron. Entonces Julia empezó a pasearse por la sala principal de Unarius por primera vez, mirando las obras de arte. No había hecho participes de ninguna visión a los demás en el taller pero ahora, mirando arriba hacia el estandarte de seda colgando desde el cielo raso con el dibujo del planeta Glenus y Sermon su líder espiritual, señalo con el dedo a la representación de los treinta y tres mundos de la Confederación Interplanetaria en la formación de una estrella de siete puntas y dijo con excitación, “¡Eso es lo que vi!” Siguió diciendo que simplemente no supo cómo describirla en el taller. Esta experiencia fue una preparación maravillosa y necesaria ya que ella se ofreció a ser representante de uno de los líderes interplanetarios en el desfile, lo que era el próximo suceso, pero nunca había leído de los contactos psíquicos que Uriel hizo con los otros planetas porqué los libros todavía no están traducidos.

Julia y Lani después del desfile

 

¡Fue fantástico mirar a esas almas que se enternecían por el alcance de Unarius al otro lado de la frontera EE UU-México recíprocamente contribuyendo con su energía positiva a la 22o Conclave de Luz! Para la gente que no pudo asistir, el taller fue grabado y está disponible en cassette de audio o CD.

2005 Serie de Clases en México


Enseñanzas de Unarius  |  Sucesos Actuales  |  Sendero a la Luz  |  Unarius Home Page